viernes, 30 de julio de 2010

historia de estas que las tiene que seguir otro xD

Sin más, que la historia va así:

Los ojos de María están cansados, han visto muchísima vida, desde la portería del edificio que custodia desde hace muchos años, tantos que quizás ni ella sabe, ya que llegó de muy jovencita y a duras penas sabía leer y escribir.

Las mujeres que poblaban la escalera la miraban por encima del hombro, ella era la portera de la escalera, trabajo que consiguió gracias a una amistad de su madre para la que cosía. Era la forma de encontrar un trabajar, consistía en vigilar y velar por el edificio.

Para María esa era su fortaleza, su trabajo, su vida, defendía su portería como defendía su vida y se defendía de los ataques de las señoronas que paseaban arriba y abajo del edificio. No se amedrentaba ante nada, sabía que no tenía estudios pero no por eso era menos persona, así que jamás inclinaba la cabeza ni se dejaba pisar ante las señoras ricas de esa escalera, su trabajo era velar por su misma.

Quizás la vida no le dió estudios, pero la vida le había enseñado mucho, más que a todas ellas juntas, se había hecho fuerte como un roble, había tenido la vida de otros en sus manos, ayudó a nacer a muchas criaturas, confidente de muchos secretos y pasiones, dicen que guisaba como los ángeles y tenía un ojo clínico para detectar a los demás, a través de muchos años de observar a la gente pasear por la calle.

María no sabría vivir sin entender a los demás, observarlos, ver a qué huelen y qué quieren, y de una forma tan tonta como sorprendente, en esa portería que para ella era como un despacho, conoció al hombre ante el que no pudo resistirse, ante el que su coraza de mujer fuerte cayó al suelo. Fue de sorpresa, como todo en esta vida. Cuántos hombres hechos y derechos habrían pasado por esa portería directos al despacho de abogados del primero, pero ninguno como él, las miradas se cruzaron y no se desviaron.

A partir de ese momento, la vida de María la portera cambió y distinguió muy bien entre la vida en la portería, y su vida personal con Antonio. El hombre que enamoró a María y lo dejó todo para vivir con ella en esa portería que tantas alegrías y disgustos le trajo, ella no podía dejar de observar el mundo, su calle, ni de defender su vida, su portería.


-x-

Antonio lo había dejado todo para vivir con ella, pero en algún lugar de su interior había algún rincón donde María no podía llegar. Ella lo atribuía a una nostalgia, a esa clase de recuerdos de los que nunca podemos llegar a desprendernos del todo. Por momentos, Antonio se quedaba con la vista fija, los ojos semicerrados , y una expresión como de que estaba muy metido dentro suyo.- Hasta que llegó esa propuesta tan inesperada:

- "¿ Cuánto hace que no ves otra cosa mas que este lugar ? ¿ Qué tal si pones alguien que te reemplaze, y nos vamos, aunque sea unos pocos días, al campo, a la casa de mi hermana ?"

María no pudo menos que sorprenderse. Antonio jamas le había hablado de que tuviese una hermana.

- "Bueno, en realidad, sería una media hermana. Pero vamos, que unos días de plena naturaleza te vendrían de maravillas."

Y terminó aceptando, terminó acompañándolo, y así fue como llegaron a esa finca de un aspecto que a María le hizo pensar "ni demasiado rico, ni demasiado pobre".

- "Te vas a llevar muy bien con Encarna. Se llama Encarnación, pero le decimos Encarna", agregó Antonio, como si hiciera falta aclararlo.

Encarna tenía algunos años menos que María, pero parecía que por dentro su edad era incontable. Sus ojos eran mas bien apagados, pero miraba con una extraña fijeza, y con esa rara expresión que a veces tenia Antonio.- Era mujer de pocas palabras, y de voz mas bien baja.-

Antonio parecía muy feliz, muy revitalizado, y al verlo así, María aceptaba una situación que le iba resultando cada vez mas incómoda, aunque en realidad, no tenía verdaderos motivos para sentirse molesta. Cada vez mas, trataba de no quedarse en la casa, de salir a recorrer los alrededores, pero aún así era como si hasta el paisaje tuviera "algo" indefinible.

En una de esas mañanas cerca de una laguna, y al borde de un bosquecillo, tuvo la sensación de que alguien andaba por entre los árboles, pero de pronto no vió mas nada. Era como si la extraña presencia hubiera desaparecido repentinamente. Para su sorpresa, a sus espaldas estaba Encarna. No la había sentido llegar, a pesar de que el pasto hubiera tenido que crujir con sus pasos.

- "El almuerzo ya está listo" -dijo Encarna- "Pero si quiere seguir paseando..."

Y María sintió que su garganta, como si no fuera suya, contestaba:

- "No... no... vamos..."


-x-


Y es que no pudo contestar otra cosa. Se quedó mirando a Encarna... estaba impasible, mirándola fijamente. No tenía el gesto adusto, ni siquiera era una mirada dura, a la que no se pudiera responder de forma distinta. Era algo... María por más que pensaba en ello, no lograba poner en palabras lo que sentía.

Encarna se giró, y emprendió el camino a la casa.

María se quedó un rato mirando como ella se alejaba. De repente, hizo un pequeño gesto con su cabeza, como si despertara de una ensoñación, y la siguió.

No hablaron nada durante el camino. Encarna siempre unos pasos por delante. María siguiéndola.

- ¿Te ayudo a ...?

- No María, siéntate en el comedor. Ya está todo.

- ¿Antonio? – de repente fue consciente de que su marido no estaba.

- Ha tenido que salir. Vendrá a la noche.

- No me ha dicho nada...

- Me lo ha dicho a mí.

La rotundidad de la afirmación de Encarna, dio por terminada la conversación. María no entendía como Antonio se había ido por todo el día, sin decirle nada. No sabía por qué, pero esto le estaba produciendo un ligera ansiedad. Su corazón sin apenas darse cuenta, había empezado a latir más rápido. Se llevó las manos al pecho, como si con este gesto pudiera conseguir que se tranquilizara... su respiración se fue agitando... miró a la cocina, veía por la puerta entreabierta como Encarna trajinaba para acabar de preparar la comida... una de las veces que pasó por la puerta, Encarna se la quedó mirando... sonreía... ¿Se estaba burlando de ella?...

María se levantó de un salto. No pudo quedarse sentada por más tiempo... apenas le llegaba el aire a los pulmones...

- Ya está todo.

Encarna estaba delante de ella con una fuente de ensalada.

- ¿Estás bien?

Sin pararse apenas al hacer la pregunta, se fue hacia la mesa. Dejó la fuente, y volvió a la cocina. Vino con otra fuente esta vez de carne asada con su guarnición. Al pasar otra vez por delante de María hizo como si no estuviera. María la seguía con sus ojos... tenía la boca abierta... por más que intentaba hacer uso de esa capacidad que había desarrollado durante tantos años en la portería, no podía traspasar, no podía saber ni las intenciones de Encarna, ni por qué la ponía tan nerviosa.

- ¿Vienes?

Otra vez en apenas unos minutos, volvió a hacer ese gesto típico de volver de una abstracción.

- Sí gracias. Huele muy bien.

- Es una receta de mi suegra. Era una gran cocinera.

- ¿Murió?

- ¿La madre de Antonio?

María que estaba poniéndose la servilleta sobre las rodillas, se quedó paralizada. Pero reaccionó en apenas unos segundos.

- ¿Por qué has llamado a la madre de Antonio, suegra?

Esta vez fue Encarna la que se la quedó mirando.

- Querida, porque Antonio es mi marido.

Todo le empezó a dar vueltas. La habitación se movía alrededor de ella. Escuchaba en la lejanía la risa estertórea de Encarna, aunque la veía ahí, apenas a un par de metros. Cerró los ojos... y no fue consciente de cómo caía de la silla, y chocaba con el suelo... como a cámara lenta.

-x-

Tic toc tic toc

Una, dos, tres.

María volvió a la realidad de una manera ceremoniosa, casi ritual. Primero despegó los labios un instante y tragó saliva. Con esto el cuerpo comenzó a reaccionar, movido por el hilillio de la vida que mantiene todo el vestido vital en su sitio, un ligero movimiento del cuello primero, un ojo después, un dedo. La naturaleza seguía su musical curso, una canción interpretada de una manera distinta, una melodía que se escapaba apestando a carne, a sangre, a sudor, a vida.

Pero no. Había algo que no estaba en su sitio. Había algo que desentonaba entre las notas, y si bien el cerebro todavía no había recompuesto la situación, el puro instinto animal, ese director de orquesta viejo y ajado detuvo a sus músicos. En seco. Y se obligó a pensar. Clavó los ojos en un lado de la cama. Sí estaba en una cama. Clavó los ojos en el otro lado. Sí, podía cerrar con fuerza los puños. Miró a la puerta. Abierta, no más que el ancho del lomo de un libro. Oscuro más allá. Nadie en la habitación. Tic toc tic toc. Había que pensar. Pero no ahí.

Respiró profundamente y una absurda sinceridad nacida de una honda desazón la embargó. Ya lo había dicho Malraux, vivimos entre hombres que padecen la obsesión de la sinceridad porque piensan que es lo contrario de la mentira.
Y allí tumbada, perfecta, inerte, como una flor muerta, notó su cerebro separarse de la realidad, de la razón y aturullarse en una suerte de remolino de espuma q rompía contra el acantilado de sus convicciones. Y allí mismo se sonrió por lo absurdo de todo. Al fin y al cabo su mayor problema era ese, la incompatibilidad de la realidad con el deber ser. Y ni siquiera sabía si había escuchado bien a aquella mujer inquietante. Y se sonrió por ser tan mojigata.

Hasta que la vio en el dintel de la puerta. Con los ojos clavados en algún lugar de la habitación. Como un chiquillo tirando del hilo recorrió el camino imaginario que delimitaba su mirada y llegó a la cómoda. Sólo acertó a decir una cosa

- Joder…"


y el guante se lo lanzo a ....... sainz!!!

molaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Publicado por CANALLA en 21:23 | 5 comentarios  
martes, 1 de diciembre de 2009

shitty place

Odio madrugar, lo he hecho las suficentes veces en mi vida para poder decirlo. Odio oir el despertador y sentir que me están robando algo. Arrastrarme por la cama, por la casa, por la vida. Decía un cuento que existía un remoto pueblo donde la gente sólo contaba como tiempo vivido aquel en que fue realmente feliz. Lo pondré clarito para que no nos perdamos: podías haber vivido cien años y decir que tenías 7 años, porque 365 por 7 eran el número de días felices que habías consumido. Los días infelices también deberían de contarse en ese pueblo. Todo lo que nos hace ser lo que somos cuenta, las cosas buenas y las que nos destrozaron. Cuando consegusite el Messenger de ese tio que tanto te molaba y luego viste como ponía en su Nick “segunda cita” y te lo imaginaste trotando encima de cualquier gilipollas de 20 años que tiene el perfil lleno de fotos suyas echas en el baño poniendo morritos. Porque gracias a ambas cosas yo soy este insensible enamoradizo hijo de puta. Que no es decir mucho la verdad, pero no poseemos nada salvo lo que somos

molaaaaaaaaaaaaa
Publicado por CANALLA en 19:25 | 8 comentarios  
domingo, 29 de noviembre de 2009

promise i`ll be kind but i wont stop until...


...that boy is mine

la v3rdad 3s qu3 me gustan todos. M3 h3 liado con tios r3almente f3os p3ro todos ti3n3n algo. Soy como un viejo salido y bon vivant d3 las r3vistas d3l corazón. M3 gustan todas y no puedo 3vitarlo. Todos ti3n3n algo qu3 l3s hac3 irr3sistibl3s y únicos. T3engo la absurda capacidad de 3namorarm3 d3 una mirada, d3 una man3ra de cog3r la copa, d3 una risa o de un jodido desplant. me gustan cuandio me quieren y cuando me joden. Cuando me aman y cuando me odian. Pero esto hace que mi visión del amor, de las relaciones, de lo que es querer, de lo que es estar pillado sea totalmente distorsionada y la verdad, para que engañarnos, sea una jodida ficción, algo que se rompe al tocarlo, un destello en el cuello de una botella. Algo que lo ves tu y lo ves ahora, pero que no existe porque no permanece. Por lo menos no existe ahí. Existe en todos sitios, es algo que fluye. Antes de empezar mi vida de fístulas, hombres y mentiras yo era distinto. Me enamoraba, poquito pero seguro. Me complacía, poquito pero seguro. Disfrutaba de las emociones como eran, sabía que era una cosa y que era otra. Porque era sencillo mantener una cierta distancia para aportar un poquito de perspectiva. La perspectiva es ahora como un título de una película vieja en mi vida. No puedo recordar el último momento de mi vida en que algo de mperspectiva me quedaba. Ahora voy sin ella. Las cosas las veo cuando las tengo encima, y para vivirlas tengo que tenerlas encima, por lo que todo es visceral, inmediato y urgente. Y no, la realidad no es así. Aunque en mi cabeza...vaya...

Me puedo pasar 6 meses pensando día tras día en el tío con el que me pase´dos semanas liado, evocarlo cada día, pasar mis dedos por su torso cada vez que me lavo los dientes. Puedo hacerlo y de hecho lo hago. Eso debería ser estar enamorado, pero no lo es, sólo es mi jodida cabeza, siempre mi jodida cabeza. Y un día me lio con un tio que nise como se llama (basicamente porque es algo que he interiorizado que no lleva a ningun sitio y directamente ni pregunto) y me olvido de esa piel que he recorrido durante meses, día tras día. Y descubro que no estab enamorado, que me come la polla; pero ahora pienso el el nuevo que nise como se llama, y de verdad una cosa es tener algun desequilibrio (algo q me parece lo único realmente con clase qiue queda en este mundo) y otra es ser gilipollas. Y lo mio es ser gilipollas. me enamoré de un olor una vez. volvería a hacerlo. no me entiendo y antes pensaba que encesitaba madurar, pero ahora creo que no es cuestión de ser más viejo o más joven. he perdido la cabeza


molaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa


Publicado por CANALLA en 12:43 | 5 comentarios  
jueves, 26 de noviembre de 2009

i miss the playgrounds




No solemos parar a pensarlo, porque solemos llenarnos el día con mil mierdas para no poder hacer ese STOP N GO. El mundo no es un lugar bonito, la vida no es alguien maravillosos que nos cuida y protege. El mundo es un lugar absurdo, y es nuestra culpa imagino, pero eso no deja de hacer que sea un auténtico vertedero. Como dejar una casa llena de hermosos jarrones y cosas caras a una pandilla de niños traviesos, así nos fue entregado este mundo. No hay más que abrir los periódicos, que envcender la tele, que mirar por la jodida ventana. El libro de Sarah Palin es el segundo más vendido en amazon.com, mientras miles de escritores anónimos escriben sin parar buscando esa oprotunidad que de forma a su futuro. E l siguiente puesto es la biografía de Agassi. Le adoro, pero no me jodas que vendes más libros que Dickens y sólo hablas de q te metiste un pokito y usaste peluka. Si hiciese yo un libro de lo que me he metido, los sitios donde he acabado, las movidas que he tenido y las ganas de volarme la jodida cabeza que me han entrado no vendería más de 20 copias. Ni siquiera nos da morbo ya el mal ajeno. Ya es imposible casi entender al mundo. Se la hemos metido tantas veces por el culo que no lo reconoce ni la madre que lo parió.

Zana fue un tipo africano con el que trabajé. Era callado como una mesa, negro como la noche y grande como mi fístula anal. No hablaba casi con nadie y se pasaba los breaks, los descansos, sólo en la calle. Cuando llovía a veces se quedaba dentro. Dentro nos reuniamso todos en una sala muy chica. Sin sillas suficientes y con un monton de acentos ahogando las palabras en una jauría con un curioso olor a sobako. Si el se quedaba dentro se sentaba en una silla y comía. Comía lento el muy cabrón. En el fondo todos esperabamos que terminase de una puta vez, porque quieras o no estas cosas te cortan el rollo. Un negro loco comiéndo a tu lado sin emitir un solo sonido es algo...extraño? nos da miedo lo extyraño. No parar de hablar es extraño. Nos encanta no parar de hablar, ser personajes de Tarantino. Por eso Zana acojonaba, pokito, pero acojonaba. Cuando terminaba la comida se quedaba ahí. A veces sonreía o simplemnte nos miraba. Si le preguntabas sonreía con sus enormes dientes blancos y contestaba. Pero no se extendía mucho. Era educado el muy cabrón. Eso no se le podía discutir.

Un día un amigo polaco me dijo que le había dicho el manager que Zana estuvo en la cárcel en su país centroafricano durante buena parte de los horriblemente (estilísticamente hablando) años 90. Lo mismo se quedó por eso Zana de esta manera en que le conocí. Quizá le habían jodido tantas veces en aquella cárcel llena de negros guerrilleros que aprendió a ser siempre educado aunque te estuviesen retorciendo las pelotas, y aponer el culo en cuanto oias el sonido de tu puerta abrirse. Debió aprender también a que todo le importase una mierda. Yo habría aprendido, pero algo latía dentro de ese gran negro, de ese big boss como le llamábamos. No tenia ni familia ni pareja, pero ahí seguía. Y no tenía pinta de dejarse llevar. A ese hijodeputa todavía le quedaba una brizna de esperanza guardada entre las entrañas, unas gotas de ilusión. A ese hijodeputa todavía debía quedarle un sueño

es un time to pretend, we`re fated to pretend.....

molaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Publicado por CANALLA en 18:47 | 5 comentarios  
viernes, 13 de noviembre de 2009

"fisuras" canalla

habeis escuchado alguna vez la típica-mítica leyenda urbana (q luego si q pasa vaya) de la chica que la primera vez que se acostó con un tío se quedó embarazada.

Pues soy yo.

el chico que mantuvo virgen su culo contra viento y marea durante 25 años, de cama en cama y siempre incorrupto y llega el día que se lanza y...le hacen una fisura anal.

jajajajajajajja si es q lo q no me pase. y lo mismo me tengo q operar para arreglar el ojete. Como las que se hacen la cirugía para recomponer el himen, pues igual, para volver a mi añorado, pequeño y adorable culito virgen^^

DECLARO LA GUERRA AL SEXO ANAL (si el culo es mio que tampoco nos vamos a poner tontos)


Publicado por CANALLA en 17:33 | 4 comentarios  

a mi las modernas!!!!

Ha sido volver de Londres y ganar 5 kilos que bien me han venido que me había quedao en el chasis. Y hoy es viernesssss.A mi la verdad es que me come la polla un poco salir hoy porque toy de capa caido. Vamos que he hecho de mi capa un sayo y me lo he metido por el culo. Pero un amigo ha venido desde el este de europa y em tocará hacer algo. Y salir para mi es sinónimo de ser una MODERNA DE MIERDA. Y qué ocurre con las modernas en este país? No nos engañemos, en este país de marikas o tienes más de 30 años y vas al gym o eres una moderna de mierda. Sino, no eres nadie, no existes. Yo cansado de no existir digievolucioné en Londres a una MODERNA DE MIERDA. Y qué es ser uan moderna de mierda? en 5 pasos, facilito incluso para TI:

1. MÚSICA. Tienes que tener una canción oficial, si no cumples este requisito directamente olvidate, la modernidaddemierda pasó por tu casa y no ha hecho paradas. Esta que incluyo a modo ejemplificador (siempre que utilizo esta palabra me iamgino a Sánchez Dragó y no se por qué)es una de las mejores que se pueden tener en castellano para mi, Putilatex nunca defrauda. Lorena C puede ser incluida de vez en cuando pero no más pasearse por Tarrasa con Lorena a todo rabo en un ford Ka, eso se acabó... of courseeee debe de encnatarte MGMT, tener una buena cultura electronica, meterse en la lista de UK del spotify continuamente para estar al tanto de si lady gaga ha hecho kaka o pis y algún Best of Fangoria. Igual de importante es tener tu versión intimista para fiestas en casa con gente moderna como tu. Siempre con Manuchao a cuestas que queda cool y progre y algo raro y viejo para impresionar a los que conozcas en bakala. Sí lo habeis adivinado: Edith Piaf es perfecto

De todas formas no serás nadie si no te metes un buen festival musical. Un Sonorama puede estar bien pero solo no va a ningún sitio. Recordad que no queremos ser poperos sino modernas. Creamfields. yendo una semana antes y acampando. si llevas una jarapa para poner en la entrada de la tienda seguramente consigas una cadera ortpedika las proximas navidades




homofilica ? No, ortopedika...

Tu coño hecho en Badalona!!! TODOS JUNTOS!!!

2. GARITOS. debes ser un clubber en el sentido más frívolo y absurdo del término. Se acabó para siempre el beber en la calle. A mi me encanta porque es muy castellano y muy cutre y yo soy las dos cosas, pero un poquito nada mas. Eso sí, nada de entrar en un CLUB a las 12. Nuncaaaa. hasta las 3 no se entra o por lo menos las 2, que así pagamos la entrada completa (lo ideal es ir en listas pero ser moderna no quiere decir ser popular y muxo menos guay) y somos un poko mas pobre. idiotas pero modernas. Repetid conmigo. El elástico esta bien y el 8 y medio huele a sano, pero a esta ciudad le falta un 93 (Brick Lane nº 93). Antes de ir hay que pasarse por la calle pez y aledaños y tomarse una ginebra con petalos de rosa. Ya que nos vamos a dar asko a nosotros mismos hagmoslo con todas las de la ley. Di siempre que te encanta Barcelona por el Razz. aunque sea mentira, la gente no pregunta.

3. ROPA. No importa como seas por dentro. No importas como ser humano si no estas alieniado con el cosmos de las modernas. Hay que usar pitillo siempre que se pueda. En cuanto llegue mayo nos los cortamos y con dobladillo o usamos medias de futbol. Siempre vestidos como idiotas. El rollo camiseta blanca y camisa de franela pasó. Lo siento, pero ya no mola. El pitillo si es fosforescente muxo mejor. Camisetas que hagan vomitas a tu madre y complementos que no dejen lugar a dudad que aparte de marikón tienes un gusto horrible y una madre que te consiente demasiado. Cualquier complemento que se pondria un pokero es bien recibido. las modernas d emierda somos las hermanas mayores de lso kanis.

Usa gafas de sol siempre que puedas. Aunque sean falsas y te destrocen las retinas, pa lo que hay que ver

4. BORRACHo. así de fácil. tienes que ir muy mamado. La versión auténtica debería ir drogada hasta el perineo pero en este blog no queremos hacer apología de las drogas. Aún así, si te decides aqui dejo unas leves indicaciones. Los porros bien pero no abuses que te kedas tonto. Al principio dale un pokito al speed si kieres ir a tope o al M. De todas formas mejor empieza bebiendo. El popper solo para follar que luego es muy goloso. A las 3 empiezas con la ketamina y cuando vayas a morir de cansancio aprovecha el GHB. Nunca deberías mezclar estas dos drogas, pero qué sería del mundo sin alguna sobredosis no? jajajaja (dios tanta frivolidad me va a hacer vomitar sobre el teclado) . El GHB en españa es menos común. Seguramente acabará dejandote pipa pero la cultura de drogas es fundamental en cualkier onverscion insulsa d modernas de mierda.

5. No hay quinto paso. tras los 4 primeros serás un ser humano deplorable, para que quieres más. Realmente si que existe un 5º paso pero es algo que debes descubrir por ti mismo, es como ser jedai pero con unos botines de zara con mujer

Si has llegado al final y no te has vomitado aprovecha y hazlo ahora, un trastorno alimenticio siempre es supercool. Ahí dejo una pista....




Por dios no seas una moderna y estudia, que ya hay suficientes gilipollas. enga un temita




molaaaaaaaaaaa
Publicado por CANALLA en 12:28 | 2 comentarios  

0:49

Siento un vacío desolador. Como la casa del pueblo que conociste llena de vida y descubres vacía, llena de polvo y fría. El frío es una sensación tan atemporal en el sentido de no dependiente del tiempo, del climatologico digo. Como el calor. Son demasiado personales. Puedes sentirlos en cualquier circunstancia, y cuanto menos tienen que ver con el clima más conmovedores resultan. El calor de otro cuerpo. El frío de tu ausencia. Estremece y el estremecimiento siempre es sobrecogedor, tiene algo de inocente, algo demasiado personal que conmueve.
Publicado por CANALLA en 0:45 | 2 comentarios  
Suscribirse a: Entradas (Atom)